• Inicio
  • Asociación
  • Actualidad
  • La Cochura, la creación de Tomás Verdugo y su apuesta por el consumo de legumbres

La Cochura, la creación de Tomás Verdugo y su apuesta por el consumo de legumbres

La historia de la exitosa y próspera empresa santacrucera La Cochura, que recibió por parte de la Asociación Comarcal Don Quijote el galardón “Quijote del Año” en la pasada edición del Día de la Comarca, comenzó con un nombre, con un solo hombre, Tomás Verdugo, emprendedor y con exquisitas habilidades sociales desde muy joven.

Él, fundador de la empresa, relata cómo fueron los comienzos, “fueron allá por los años 64 y 66, cuando empecé a acompañar a gente que venía a comprar la legumbre al pueblo; ahí logré importantes relaciones, entonces a Santa Cruz de la Zarza, venía mucha gente de Andalucía, Castilla y León y del Norte a comprar la legumbre, la lenteja y el garbanzo principalmente. Fui haciendo relaciones, amigos y siempre cuidándolos al máximo”.

cochura inicial86

Primera imagen de La Cochura.

“Marché muy joven a la mili, con 20 años estaba licenciado, automáticamente me independicé y empecé a trabajar con la legumbre, acompañando a estas gentes”, cuenta Tomás Verdugo emocionado al recordar aquellos tiempos, “en el año 80 ya estaba pensando en hacerme con una máquina, porque veía que el empaquetado se iba imponiendo en el mercado, y en el año 86 di el paso definitivo y fundé la empresa y la marca: La Cochura”.

Estos comienzos fueron algo más “fáciles” porque Tomás Verdugo tuvo en la mili el privilegio de llevar el economato, “ahí adquirí importantes conocimientos y relaciones en Madrid”. Por eso cuando comenzó la empresa vendía a granel, sacos a almacenes de Madrid, “mi ilusión era el empaquetado, por eso cuando en el 86 arrancó La Cochura, tenía una máquina de empaquetado y me presenté a contactos y amigos que había conocido y cuyas relaciones había cuidado, hasta hoy; logré que La Cochura fuera conocida en Madrid”.

cochura renovada86

Segunda imagen de La Cochura, poco después de su fundación.

Está claro que una empresa próspera no se logra porque sí, y Tomás Verdugo lo tiene claro, “lo primero que hay que tener es iniciativa, ganas de trabajar y de dar gusto a la gente, adivinar los pensamientos. Llevo 55 años trabajando con el agricultor, haciendo contratos de lentejas… Este año tenemos más de 2.000 hectáreas contratadas de lentejas y a la mayoría de los agricultores les vale con el contrato verbal. Tal es la confianza que hay entre nosotros, porque jamás he tenido una discrepancia con nadie”.

Comienzos

En los primeros años Tomás Verdugo compra la legumbre y la limpia. A continuación, es cuando se hace con una envasadora. En los comienzos la empresa tiene como diseño el escudo de Santa Cruz de la Zarza, manteniendo la marca La Cochura, y tres años después realiza un diseño más profesional y acorde con la marca y la imagen que quiere transmitir.

Durante los diez primeros años de andadura, La Cochura evoluciona en la zona de la provincia de Cuenca, la cercanía de Madrid y los pueblos que lindan a Castilla-La Mancha y Toledo, “tenemos un muy buen prestigio en el mercado de esos años. Asistimos a ferias, con el objetivo de ampliar mercado”, cuenta Carmen Verdugo, hija de Tomás Verdugo y actual Directora de Calidad de la empresa.

En primera fila el responsable de La Cochura

En primera fila, Tomás Verdugo, detrás de él, su hija Carmen Verdugo, en la celebración del Día de la Comarca de Ocaña, en el que La Cochura recibió la distinción "Quijote del Año".

En el año 1996 surge la posibilidad de comprar las instalaciones actuales en el municipio conquense de Tarancón, a tan solo 16 kilómetros de Santa Cruz de la Zarza. “Allí se encuentra una nave preparada que se hizo para envasar legumbres y frutos secos, por lo tanto, venía muy bien para la ampliación del negocio. Es una instalación muy bonita y que se ha modernizado mucho, entonces en el 96 mi padre y dos socios compran esta instalación”, explica Carmen Verdugo, quien matiza que la fábrica de Tarancón estuvo pensada desde el principio para “mover muchos kilos, estaba bien preparada”.

Santa Cruz y Tarancón

Realmente el traslado a Tarancón ha sido un proceso más. La fábrica de Santa Cruz de la Zarza no desaparece, está activa, “de hecho en la nave de Santa Cruz se ha ampliado 1.250 metros cuadrados para almacenamiento de producto a granel terminado y, la última adquisición, una máquina que selecciona a color, con las subvenciones LEADER”, explica Carmen Verdugo, “que hemos obtenido con el asesoramiento de la Asociación Comarcal Don Quijote, que nos ha ayudado y asesorado en todo momento y en cualquier gestión que hemos necesitado”.

Actualmente Legumbres LA COCHURA tiene nueve líneas de envasado, zona de almacenamiento y logística, además de zona de limpieza y una máquina clasificadora en Tarancón. En Santa Cruz de la Zarza LA COCHURA cuenta con una instalación preparada para trabajar con el agricultor, seleccionar y preparar legumbres con el objetivo de perfeccionarlas como las consumimos envasadas.

IMG 20160823 145245

Comercialización

Porque La Cochura trabaja lenteja, garbanzo y alubia principalmente y comercializa en toda España, marca blanca y marca La Cochura, lo que supone un 75% del volumen de negocio, y el otro 25% restante va a exportación a países como Francia, República Dominicana, Cuba, Bélgica…”.

Carmen Verdugo comenta que tienen como proyecto más inmediato una ampliación de almacenamiento en la planta de Tarancón, “estamos haciendo las gestiones para llevarlo a cabo en un plazo corto de tiempo”.

Respecto a la calidad y la cantidad de la lenteja, Carmen Verdugo afirma que “nos abastecemos de la lenteja de Castilla-La Mancha, que es de muy buena calidad y nosotros siempre intentamos potenciar el consumo nacional, sin embargo, se produce menos lenteja de la que se demanda y en ocasiones la calidad o la cantidad nacional no es la esperada, por eso tenemos que recurrir al producto de fuera”, matiza, y expone un ejemplo más que significativo, “este año la producción de lenteja castellana ha llegado a los 2 millones de kilos, entre Cuenca y Albacete, sin embargo en ventas el consumo es muy superior, con lo cual somos demandantes de producto de fuera obligatoriamente”.

 Consumo

A pesar de que el consumo de legumbres es recomendado y casi “obligado” en cualquier dieta que se precie, ya sea para niños como para mayores, Carmen Verdugo afirma que “se consume menos que antes, la sociedad va muy rápido y se tiene la falsa idea de que cocinar legumbres en casa nos llevará mucho tiempo, por eso hay que concienciar más y potenciar su consumo, aparte de los grandes beneficios que tiene para la salud”.

judías blancas

“Lo positivo es que en España tradicionalmente es un país de muy buena calidad de legumbre y afortunadamente en la actualidad el cliente valora esta característica”.

Como iniciativa y por tercer año consecutivo, para promocionar el consumo de las legumbres, la familia Verdugo está llevando a cabo en su restaurante en Santa Cruz de la Zarza (Rte. El Hostal Santa Cruz) hasta el próximo 4 de febrero las “Jornadas de la Legumbre”, “es un producto muy completo y muy nuestro que debería estar siempre presente en nuestra cocina”.

Imprimir Correo electrónico

Dónde estamos

Nuestras Sedes:

Pza. Doctor Espina y Capo, 2, 1º dcha

45300-Ocaña-Toledo

Pza. de España, 1

45310 - Villatobas - Toledo

Tel. +34 925 121 088

Fax +34 925 121 128

 

Acceso usuarios

Descubra la comarca de la Mesa de Ocaña

     mapa

DQuijote 200x180 azul